Pensamientos

17 03 2011

Hace unos años en la Universidad me hicieron leer un libro que marcó un antes y un después en mi manera de hacer las cosas.

Este libro, me hizo reflexionar e intento seguirlo como si fuera mi biblia: “El Principio de Peter”.

El principio de Peter es un principio axiomático que relaciona la capacidad de ascenso con el nivel personal de incompetencia. Se define de la siguiente forma:

“En una jerarquía, todo empleado tiende a ascender hasta su nivel de incompetencia”

Creo que esta frase conforme han ido pasando los años y he ido ascendiendo laboralmente, ha sido la que he tenido más presente. Siempre he tenido ese miedo a no estar suficientemente capacitada para poder ejercer esa nueva posición, y siempre me realizo la misma pregunta: ¿Estoy capacitada para este puesto o llegaré a mi nivel de incompetencia pudiendo repercutir al resto del equipo?

Espero que no esté en mi nivel de incompetencia  y si me pasa y soy consciente de ello, espero poder ponerle solución bien volviendo a mi lado más humano o bien ofrecer mi baja voluntaria.

Os pongo un link para aquellos que sientan curiosidad o que no quieran llegar a su nivel de incompetencia o al menos intentarlo a que se lean este libro que pueden descargar de: http://librosvarios.ifrance.com/principiodepeter/

o de http://www.linksole.com/j2i20f

Un ejemplo es el vendedor que disfruta con su trabajo y realiza un número elevado de ventas. Por ello, es ascendido a jefe de ventas, tarea que con el tiempo realiza de forma exitosa, lo que le lleva a un nuevo ascenso, esta vez como delegado comercial y así progresivamente hasta serdirector comercial. En ese punto, se muestra incompetente, pues debe tomar decisiones en vez de vender, que es lo que realmente hace bien y le gusta, así pues deja de ascender y se mantiene en dicho puesto.

Lo mismo sucede cuando una persona se entretiene con un videojuego. Al principio no sabe jugar pero tiene ilusión de ganar algún día. Cuando éste llega y domina por completo el videojuego, éste pierde interés y juega a otro que es más difícil, pese a desconocerlo. Y así indefinidamente.

Demasiada dosis de ambición puede llevarnos al fracaso, ese fracaso tan temido por muchos y tan sufrido por otros tantos. Aprender a vivir con el fracaso y con el éxito evita esta situación, para ello deberíamos haber sido educados para convivir con la frustración, aunque nunca es demasiado tarde para aprender.

Espero que ninguno de nosotros lleguemos a este nivel y si llegamos que seamos consciente de ello y pongamos una solución. Para ello leer :

LAS FORMULAS DE PETER. Ingeniosas soluciones a todos nuestros problemas profesionales y familiares.

No sirve leer este último solo! No tiene sentido…

Conocéis gente que haya llegado a este nivel de incompetencia? Os animo a que lo compartáis 🙂

 

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: