Natalia Valdebenito (Fantasias sexuales)

26 03 2011

Pues nada niñas, siguiendo vuestras indicaciones y vuestros consejos de que esto de ponerme romanticona no me pega nada, ejem, ejem….(que poco me conocéis en la intimidad eh!!! y espero que siga así, jajaja) Pues vuelvo a mi linia y os invito a que veáis este monólogo que os va a encantar.





Mirada Triste

25 03 2011

Hoy estoy romanticona, así que ahí va una poesia:

Mis ojos ya no brillan,
mi sonrisa se ha borrado;
y todo por hacer que de mí
te hayas escapado.
No hay culpables en ésto.
Y si lo hubo fuimos dos,
uno por sus miedos,
el otro por su incomprensión.
Si la dicha del otro
depende del sacrificio,
prefiero que seas tu
el que goce de este beneficio.
La vida te está esperando
llena de sorpresas y anhelos.
Abre la puerta y vuela
a cumplir con tus sueños.
Mis sueños fueron cumplidos.
Estuviste a mi lado.
Me brindaste la felicidad
que ya había olvidado.
Por eso me hago a un lado
deseándote seas feliz,
que guardes un dulce recuerdo
de lo brindado por mí.

Hasta siempre amigo mío.





Reflexionar sobre lo acontecido y levantar la cabeza

24 03 2011

Como profesionales que somos en nuestro trabajo, a veces nos permitimos el lujo de ayudar, aconsejar e incluso animar a otros para que no tropiecen en su camino. Pero cuando le pasa a uno mismo, es incapaz de seguir sus propios consejos….

Entonces debemos tirar de nuestros propios recursos e intentar seguir todo aquello que has ido predicando. Que dificil eh!!!.

Pues eso  he intentado hoy. He buscado entre mis guías y he recuperado este para recordar por que sigo en el camino:

Una hija se quejaba con su padre acerca de su vida y de cómo las cosas le resultaban tan difíciles. No sabía como hacer para seguir adelante y creía que se daría por vencida. Estaba cansada de luchar. Parecía que cuando solucionaba un problema, aparecía otro.

Su padre, un chef de cocina, la llevó a su lugar de trabajo. Allí llenó tres ollas con agua y las colocó sobre el fuego. En una colocó zanahorias, en otra colocó huevos y en la última colocó granos de café. Las dejó hervir. Sin decir palabra.

La hija esperó impacientemente, preguntándose qué estaría haciendo su padre. A los veinte minutos el padre apagó el fuego. Sacó las zanahorias y las colocó en un tazón. Sacó los huevos y los colocó en otro plato. Finalmente, coló el café y lo puso en un tercer recipiente.

Mirando a su hija le dijo: “Querida, ¿Qué ves?”; “Zanahorias, huevos y café” fue su respuesta. La hizo acercarse y le pidió que tocara las zanahorias, ella lo hizo y notó que estaban blandas. Luego le pidió que tomara un huevo y lo rompiera. DEspués de sacarle la cáscara, observó el huevo duro. Luego le pidió que probara el café. Ella sonrió mientras disfrutaba de su rico aroma.

Humildemente la hija preguntó: – “¿Qué significa esto, padre?” Él le explicó que los tres elementos habían enfrentado la misma adversidad: agua hirviendo, pero habían reaccionado de forma diferente. La zanahoria llegó al agua fuerte, dura; pero después de pasar por el agua hirviendo se había puesto débil, fácil de deshacer. El huevo había llegado al agua frágil, su cáscara fina protegía en su interior líquido; pero después de estar en agua hirviendo, su interior se había endurecido. Los granos de café, sin embargo eran únicos: después de estar en agua hirviendo, habían cambiado el agua. “¿Cuál eres tú, hija?, Cuando la adversidad llama a tu puerta, ¿Cómo respondes?”, le preguntó a su hija.

¿Eres una zanahoria que parece fuerte pero cuando la adversidad y el dolor te tocan, te vuelves débil y pierdes tu fortaleza? ¿Eres un huevo, que comienza con un corazón maleable, poseías un espíritu fluido, pero después de una muerte, una separación, o un despido te has vuelto duro y rígido? Por fuera te ves igual, pero ¿Eres amargada y áspera, con un espíritu y un corazón endurecido? ¿O eres como un grano de café? El café cambia al agua hirviendo, el elemento que le causa dolor. Cuando el agua llega al punto de ebullición el café alcanza su mejor sabor.

Si eres como el grano de café, cuando las cosas se ponen peor tú reaccionas en forma positiva, sin dejarte vencer y haces que las cosas a tu alrededor mejoren, que ante la adversidad exista siempre una luz que ilumina tu camino y el de la gente que te rodea. Esparces con tu fuerza y positivismo el “dulce aroma del café”.

¿Y tú?, ¿Cuál de los tres eres?





Increible anuncio aleman de la oficina de empleo

22 03 2011

http://www.designboom.com/weblog/cat/8/view/13666/jobsintown-campaign-life-is-too-short-for-the-wrong-job.html





Pensamientos

17 03 2011

Hace unos años en la Universidad me hicieron leer un libro que marcó un antes y un después en mi manera de hacer las cosas.

Este libro, me hizo reflexionar e intento seguirlo como si fuera mi biblia: “El Principio de Peter”.

El principio de Peter es un principio axiomático que relaciona la capacidad de ascenso con el nivel personal de incompetencia. Se define de la siguiente forma:

“En una jerarquía, todo empleado tiende a ascender hasta su nivel de incompetencia”

Creo que esta frase conforme han ido pasando los años y he ido ascendiendo laboralmente, ha sido la que he tenido más presente. Siempre he tenido ese miedo a no estar suficientemente capacitada para poder ejercer esa nueva posición, y siempre me realizo la misma pregunta: ¿Estoy capacitada para este puesto o llegaré a mi nivel de incompetencia pudiendo repercutir al resto del equipo?

Espero que no esté en mi nivel de incompetencia  y si me pasa y soy consciente de ello, espero poder ponerle solución bien volviendo a mi lado más humano o bien ofrecer mi baja voluntaria.

Os pongo un link para aquellos que sientan curiosidad o que no quieran llegar a su nivel de incompetencia o al menos intentarlo a que se lean este libro que pueden descargar de: http://librosvarios.ifrance.com/principiodepeter/

o de http://www.linksole.com/j2i20f

Un ejemplo es el vendedor que disfruta con su trabajo y realiza un número elevado de ventas. Por ello, es ascendido a jefe de ventas, tarea que con el tiempo realiza de forma exitosa, lo que le lleva a un nuevo ascenso, esta vez como delegado comercial y así progresivamente hasta serdirector comercial. En ese punto, se muestra incompetente, pues debe tomar decisiones en vez de vender, que es lo que realmente hace bien y le gusta, así pues deja de ascender y se mantiene en dicho puesto.

Lo mismo sucede cuando una persona se entretiene con un videojuego. Al principio no sabe jugar pero tiene ilusión de ganar algún día. Cuando éste llega y domina por completo el videojuego, éste pierde interés y juega a otro que es más difícil, pese a desconocerlo. Y así indefinidamente.

Demasiada dosis de ambición puede llevarnos al fracaso, ese fracaso tan temido por muchos y tan sufrido por otros tantos. Aprender a vivir con el fracaso y con el éxito evita esta situación, para ello deberíamos haber sido educados para convivir con la frustración, aunque nunca es demasiado tarde para aprender.

Espero que ninguno de nosotros lleguemos a este nivel y si llegamos que seamos consciente de ello y pongamos una solución. Para ello leer :

LAS FORMULAS DE PETER. Ingeniosas soluciones a todos nuestros problemas profesionales y familiares.

No sirve leer este último solo! No tiene sentido…

Conocéis gente que haya llegado a este nivel de incompetencia? Os animo a que lo compartáis 🙂

 





Dilema Moral

16 03 2011

Se te plantea el siguiente dilema Moral:

Estás conduciendo tu coche en una noche de tormenta terrible. Pasas por una parada de autobús donde se encuentran tres personas esperando:

1. Una anciana que parece a punto de morir.

2. Un viejo amigo que te salvó la vida una vez.

3. El hombre perfecto o la mujer de tus sueños.

¿A cuál llevarías en el coche, habida cuenta que sólo tienes sitio para un pasajero?

Piensa la respuesta antes de seguir leyendo……

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

 

Éste es un dilema ético-moral que una vez se utilizó en una entrevista de trabajo. Podrías llevar a la anciana, porque va a morir y por lo tanto deberías salvarla primero; o podrías llevar al amigo, ya que te salvó la vida una vez y estas en deuda con él. Sin embargo, tal vez nunca vuelvas a encontrar al amante perfecto de tus sueños.

El aspirante que fue contratado (de entre 200 candidatos) no dudó al dar su respuesta. Me encanta, y espero poder utilizarlo alguna vez en alguna entrevista.

En su respuesta simplemente contestó: “Le daría las llaves del coche a mi amigo, y le pediría que llevara a la anciana al hospital, mientras yo me quedaría esperando el autobús con la mujer de mis sueños.”

Moraleja:” Debemos superar las aparentes limitaciones que nos plantean los problemas, y aprender a pensar creativamente “

Tomado de: http://magomieduardo.blogspot.com/2006/03/algunas-historias-curiosas.html#ixzz1GhVg36cL
Under Creative Commons License: Attribution No Derivatives

 





Clase de Coaching. Las piedras

15 03 2011
Un experto asesor de empresas en Gestión del Tiempo quiso sorprender a los asistentes a su conferencia. Sacó de debajo del escritorio un frasco grande de boca ancha. Lo colocó sobre la mesa, junto a una bandeja con piedras del tamaño de un puño y preguntó:
– ¿Cuantas piedras piensan que caben en el frasco? Después de que los asistentes hicieran sus conjeturas, empezó a meter piedras hasta que llenó el frasco.
Luego preguntó:
– ¿Está lleno?
Todo el mundo lo miró y asintió. Entonces sacó de debajo de la mesa un cubo con piedras diminutas. Metió parte de las pequeñas piedras en el frasco y lo agitó. Las piedrecillas penetraron por los espacios que dejaban las piedras grandes.
El experto sonrió con ironía y repitió:
– ¿Está lleno?
Esta vez los oyentes dudaron:
– Tal vez no.
– ¡Bien!
Y puso en la mesa un cubo con arena que comenzó a volcar en el frasco. La arena se filtraba en los pequeños recovecos que dejaban las piedras y la grava.
– ¿Está bien lleno? preguntó de nuevo.
– ¡No!, exclamaron los asistentes.
Bien, dijo, y cogió una jarra de agua de un litro que comenzó a verter en el frasco. El frasco aún no rebosaba.
– Bueno, ¿qué hemos demostrado?, preguntó.
Un alumno respondió:
– Que no importa lo llena que esté tu agenda, si lo intentas, siempre puedes hacer que quepan más cosas.
– ¡No!, concluyó el experto: lo que esta lección nos enseña es que si no colocas las piedras grandes primero, nunca podrás colocarlas después. ¿Cuáles son las piedras grandes en tu vida?. ¿Tus hijos, tus amigos, tus sueños, tu salud, la persona amada? ¿o son tu trabajo, tus reuniones, tus viajes de negocio, el poder o el dinero? La elección es tuya. Una vez te hayas decidido…, pon esas piedras primero. El resto encontrará su lugar.
Yo lo tengo bastante claro y vosotros, Cuáles son vuestras piedras grandes?

Tomado de: http://magomieduardo.blogspot.com/2006/03/algunas-historias-curiosas.html#ixzz1GhTOIbY2
Under Creative Commons License: Attribution No Derivatives









A %d blogueros les gusta esto: